UN ATAQUE ISQUÉMICO TRANSITORIO

Un ataque isquémico transitorio

Un ataque isquémico transitorio

Un ataque isquémico transitorio (AIT) es un episodio caracterizado por disfunción cerebral temporaria, como consecuencia de la disminución del flujo sanguíneo cerebral en una parte del encéfalo.

Los síntomas incluyen: mareos, entumecimiento o parálisis de un lado del rostro, en un miembro o de un lado del cuerpo; asimetría de uno de los lados de la cara; cefalea; palabra arrastrada o dificultad para comprender el lenguaje y pérdida parcial de la visión o visión doble. En algunos casos, pueden presentarse náuseas y vómitos. Los síntomas aparecen de manera súbita y alcanzan su máxima intensidad casi inmediatamente. En general, un AIT no dura más de 5 o 10 minutos y –muy raras vecespersiste más de 24 horas. No se observan secuelas permanentes. Las causas de la disminución del flujo sanguíneo cerebral suelen ser: coágulos sanguíneos, placas de ateroma y algunos trastornos hematológicos.

Alrededor de un tercio de los pacientes que sufren un TIA experimentan finalmente un ACV. El tratamiento de los AIT se basa en la administración de fármacos, como la aspirina, que inhibe la agregación plaquetaria y de anticoagulantes; el bypass de arterias cerebrales y la endarterectomía carotídea (extracción de las placas de ateroma del revestimiento interno de las arterias).