Todas las moléculas y estructuras de este proceso han sido elaboradas durante la transcripción, que en el caso de los eucariontes, ocurrió en el núcleo. Una vez dados los procesos de maduración, todos esos “actores” salen al citoplasma: es allí donde se lleva a cabo la traducción. En los procariontes, al no haber núcleo, la transcripción y la traducción ocurren en el mismo lugar y a la vez. Ciertas proteínas llamadas, en general, factores, intervienen durante la traducción colaborando para que cada una de las etapas se lleve a cabo.

Para poder traducir el mensaje del lenguaje de los nucleótidos del ARNm al de los aminoácidos de la proteína que se va a sintetizar, hace falta un sistema decodificador. El sistema decodificador “trabaja” reconociendo tripletes de bases en el ARNm llamados codones. Primero, debe haber una señal que marque el inicio de la traducción, un marco de lectura abierto que permita que el mensaje sea traducido correctamente. A partir de allí, el mensaje es decodificado de triplete en triplete, o sea, de codón en codón. Para lograr esto, el sistema decodificador cuenta con una molécula adaptadora, el ARNt (o transfer) que, apareándose con los codones del ARNm, por complementariedad de bases, ubica los aminoácidos.

Los diferentes ARNt no están cargados con cualquier aminoácido, por lo tanto, estas moléculas adaptadoras permiten que la secuencia de codones del ARNm se corresponda con la secuencia de aminoácidos de la proteína que se sintetiza.

El proceso se divide en tres partes:

Iniciación

Esta etapa comienza cuando la subunidad menor de los ribosomas reconoce al extremo 5´ del ARNm. En la célula eucarionte reconoce al CAP del extremo 5´. Una vez unida al ARNm, la subunidad menor se desplaza hacia el extremo 3´ del mensajero, hasta encontrar alguna secuencia que le indique el punto de inicio de la traducción. Esa secuencia está determinada por un codón AUG, llamado codón de iniciación.

Una vez que la subunidad menor reconoció el AUG iniciador del ARNm, llega un ARNt cargado con su aminoácido, el cual contiene un triplete llamado anticodón, el que podrá aparearse (por complementariedad de bases) con el codón de iniciación. Como el primer codón es AUG (5´-3´), el ARNt iniciador es siempre el que tiene el anticodón UAC (3´-5´) que lleva el aminoácido metionina (Met). Una vez que se ha unido este ARNt, llega la subunidad mayor y se ensambla el ribosoma completo, porque esta subunidad se “inserta” sobre la otra subunidad.

Como la subunidad mayor tiene dos sitios en su interior, llamados P o peptidil y A o aminoacil, al ensamblarse el ribosoma, el primer ARNt queda ubicado en el sitio P. Así concluye la etapa de iniciación.

Elongación

El sitio P de la subunidad mayor está ocupado por el primer ARNt y el sitio A ha quedado libre. Un ARNt con un anticodón complementario a ese segundo codón se fija sobre el ARNm, uniendose, a su vez, al ribosoma por uno de sus bucles. Este ARNt, está cargado con un aminoácido y está ocupando el sitio A del ribosoma. De esta maneram dos aminoácidos activados se encuentran juntos, y una enzima de la subunidad ribosomal mayor, la peptidil transferasa, establece la unión peptídica entre ellos.

Cuando ya la Met está unida al segundo aminoácido (aa), el primer ARNt se libera, el ribosoma se transloca hacia el extremo 3´ del ARNm de manera que permite que el siguiente codón sea leído. Esta translocación la efectúa otra enzima: la translocasa. Así, el segundo ARNt, unido ahora al dipéptido, queda en el sitio P o peptidil, donde se ubica siempre el péptido creciente, y el sitio A queda libre y “sobre” el codón que sigue. Al sitio aminoacil es donde seguirán ingresando los nuevos ARNt que acarrean los aminoácidos correspondientes.

Entonces, como resultado de esta etapa, tendremos una secuencia de aminoácidos que va creciendo y se mantiene unida al último ARNt que haya llegado al ribosoma. Pero, como en todo mensaje, existe una señal que marca el punto final de la traducción del mismo.

Terminación

Cuando en una translocación, el sitio A del ribosoma queda “sobre” un codón de terminación, que puede ser UAA, UAG o UGA (5´-3´), no ingresa ningún transfer. Esto se debe a que NO existe ningún transfer que tenga un anticodón complementario a alguno de los codones de terminación. Pero SÍ ingresan ciertas proteínas llamadas factores de terminación, que se ubican, entonces, en el sitio A.

Una vez que ingresaron los factores, la peptidil-transferasa escinde el enlace entre el último aa del péptido, correspondiente al extremo carboxilo terminal, y el último ARNt. De esta manera, una vez finalizada la traducción del mensaje, el péptido se libera y todos los componentes de la maquinaria traduccional se desensamblan.

Después de todos estos procesos, la información contenida en el ADN ha sido expresada en la estructura primaria de las proteínas, las mismas se pliegan posteriormente, ayudadas por factores celulares, alcanzando estructuras secundaria y terciaria y, en algunos casos, cuaternaria. Adquiriendo funcionalidad biológica.