¿Qué es la Sinusitis?

La inflamación de la mucosa de los senos paranasales se denomina sinusitis. Las sinusitis agudas generalmente se producen luego de una rinitis aguda o crónica. Las sinusitis maxilares también pueden ser secundarias a la extensión de una infección dentaria periapical a través de la pared inferior del seno maxilar. En las sinusitis hay edema de la mucosa de los senos paranasales, lo que impide el correcto drenaje de los senos hacia los meatos de la cavidad nasal. El seno más afectado en el niño es el etmoidal. En el adulto la más frecuente de las sinusitis es la sinusitis del seno maxilar, seguida por la etmoidal, frontal y esfenoidal. Cuando están comprometidos todos los senos hablamos de pansinusitis. Uno de los factores que contribuye a la producción de las sinusitis maxilares es la ubicación del hiato del seno maxilar, que está ubicado en la porción superior de la base del seno maxilar por lo que no es declive e impide el correcto drenaje de las secreciones.

El paciente con sinusitis aguda generalmente refiere haber padecido en la última semana un resfrío que no mejora o incluso empeora. Presenta síntomas que incluyen: mal aliento, anosmia (pérdida del sentido del olfato), tos que empeora por la noche, malestar general, fiebre, cefalea (presión detrás de los ojos, sensibilidad facial) o dolor de muela en la sinusitis maxilar, congestión y secreción nasal, dolor de garganta y goteo retronasal. En la sinusitis aguda los síntomas duran hasta 4 semanas, en la subaguda entre 4 y 12 semanas, y en la crónica más de 12 semanas.

En el examen físico se proyecta una luz contra los senos paranasales (transiluminación) para buscar compromiso del seno (falta de iluminación). La presión digital contra el seno comprometido genera dolor. Los senos paranasales cuando se evalúan radiográficamente en condiciones normales son radiolúcidos. En las sinusitis, la falta de drenaje de las secreciones, que conlleva el acúmulo de líquido en el seno, hace que los senos comprometidos pasen a ser completamente radiopacos o que presenten un nivel hidroaéreo. Los senos se evalúan mediante las siguientes proyecciones radiológicas: los senos frontal y etmoidal con la proyección de Caldwell (occipitofrontal); los senos maxilar y frontal con la proyección de Waters (occipitomentoniana); los senos esfenoidal y las celdillas etmoidales con la proyección de Hirtz (axial o craneobasal), y los senos esfenoidal y frontal, la silla turca y la adenoides con la proyección lateral (bitemporal). En ocasiones la tomografía computarizada también es útil para diagnosticar la sinusitis.