¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La depresión es un trastorno. Los individuos deprimidos se sienten tristes y desesperanzados; muestran falta de interés por las actividades que antes disfrutaban y experimentan pensamientos suicidas. Existen varios tipos de depresión. Una persona que presenta una depresión mayor experimenta síntomas que duran más de dos semanas.

Un individuo con distimia experimenta episodios de depresión que alternan con períodos en los que se siente bien. Un sujeto que padece un trastorno bipolar, o enfermedad maníaco-depresiva, experimenta episodios recurrentes de depresión y euforia (manía) extremas. Aquellos que presentan trastorno afectivo estacional experimentan depresión durante los meses invernales, cuando la duración del día es breve. Aunque se desconoce la causa exacta de la depresión, la investigación sugiere que está vinculada a un desequilibrio de los neurotransmisores serotonina, noradrenalina y dopamina en el encéfalo.

Los factores que pueden contribuir a la depresión incluyen herencia, estrés, enfermedades crónicas, algunos rasgos particulares de la personalidad (como baja autoestima) y cambios hormonales. Los fármacos constituyen el tratamiento más frecuente de la depresión. Por ejemplo, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son fármacos que proporcionan alivio para algunas formas de depresión. Al inhibir la recaptación de serotonina por los transportadores del neurotransmisor, los ISRS prolongan su actividad en las sinapsis del encéfalo.