¿QUÉ ES LA ARTROSIS?

La artrosis es una enfermedad articular degenerativa que se caracteriza por la pérdida gradual del cartílago articular. Es el resultado de una combinación de envejecimiento, obesidad, irritación de las articulaciones, debilidad muscular y desgaste por el uso. Suele denominarse artrosis por “desgaste por el usa”, y es el tipo más frecuente de artrosis.

La artrosis es un trastorno progresivo de las articulaciones sinoviales, particularmente, de las que soportan peso. El cartílago articular se deteriora y se forma hueso nuevo en el área subcondral y en los bordes de la articulación. El cartílago degenera con lentitud y, a medida que los extremos del hueso quedan expuestos, se depositan sobre ellos osteofitos (pequeñas concreciones) de tejido óseo neoformado en un esfuerzo erróneo del cuerpo para protegerlo del rozamiento. Estos osteofitos disminuyen el espacio de la cavidad articular y restringen el movimiento de la articulación.

Diferencia entre artrosis y artritis reumatoide

A diferencia de la artritis reumatoide, la artrosis afecta fundamentalmente el cartílago articular, aunque a veces la membrana sinovial se inflama en un período avanzado de la enfermedad. Dos grandes diferencias entre la artrosis y la artritis reumatoide son: que la primera afecta principalmente las grandes articulaciones (rodilla, cadera) y es por desgaste, mientras que la artritis reumatoide ataca primero articulaciones más pequeñas y evidencia una agresión activa contra el cartílago.