¿QUÉ ES LA ARTRITIS REUMATOIDE?

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmunitaria caracterizada por un ataque de los tejidos propios, en este caso, el cartílago y el revestimiento de las articulaciones, por el sistema inmunitario del cuerpo. La artritis reumatoide se caracteriza por la inflamación de las articulaciones, que causa tumefacción, dolor y pérdida de función. Generalmente, esta forma de artritis es bilateral: si una muñeca esta afectada, la otra también tiene grandes probabilidades de comprometerse, aunque a menudo, no en el mismo grado.

El síntoma primario de la artritis reumatoide es la inflamación de la membrana sinovial. Si no se trata, la membrana se engrosa y se acumula líquido sinovial. La presión resultante causa dolor e hipersensibilidad. Luego, la membrana produce un tejido de granulación anormal, denominado pannus o paño sinovial, que se adhiere a la superficie del cartílago articular y a veces lo erosiona por completo.

Cuando el cartílago se destruye, el tejido fibroso conecta los extremos expuestos de los huesos. El tejido fibroso se osifica y fusiona la articulación, que se torna inmóvil y representa el efecto incapacitante final de la artritis reumatoide. El crecimiento del tejido de granulación distorsiona los dedos, lo que constituye una característica distintiva de las manos de quienes sufren artritis reumatoide.