LAS HORMONAS

Los procesos biológicos que ocurren en todos los animales, ya sean pequeños o grandes, sencillos o más complejos, están mediados por señales de comunicación. Entre éstas se encuentran las hormonas, señales químicas que regulan la actividad de células y órganos.

El nombre de “hormona” fue propuesto por los fisiólogos ingleses Ernest Starling y William M. Bayliss, quienes encontraron que la porción anterior del intestino delgado secreta una sustancia -a la que llamaron secretina- bajo la influencia del jugo gástrico. Estos observaron que la secretina estimula las secreciones pancreáticas. De esta manera, pudieron establecer que en el interior del cuerpo se transmiten mensajes de tipo químico. En las décadas siguientes se identificaron la insulina y las hormonas secretadas por las glándulas tiroides, hipófisis y suprarrenal, y pronto se dilucidaron sus funciones.

Función de las hormonas

Las hormonas son secretadas hacia el torrente sanguíneo desde las células en las que son producidas o almacenadas, y son transportadas por la sangre a regiones del organismo alejadas del lugar de secreción, hasta prácticamente todas las células de un organismo. Sin embargo, no todas las células son estimuladas por las hormonas circulantes. Cada hormona produce respuesta sólo en un grupo relativamente restringido de células, a las que se denominan células blanco, las cuales poseen receptores específicos para una hormona determinada.

El hecho de que las hormonas lleguen a los diferentes tejidos y actúen de manera específica, hace que las respuestas de varios tejidos y órganos se puedan coordinar y sincronizar de manera que un proceso dado se desarrolle en forma armónica. Por esta razón, las hormonas son esenciales en la regulación y la coordinación de numerosos procesos fisiológicos en todos los organismos, que comprenden desde cambios metabólicos hasta la reproducción y el crecimiento, entre otros. Estos procesos se desarrollan, en la mayoría de los casos, con lentitud en comparación con otros como la contracción muscular voluntaria o la estimulación de ciertas secreciones.

Un canal de comunicación más rápido y directo es el que proporcionan las neuronas. Muchos neurotransmisores tienen una estructura química similar a la de las hormonas y algunas neuronas secretan mensajeros químicos que son vertidos en la sangre; tales mensajeros se denominan neurohormonas.

1 pensamiento sobre “LAS HORMONAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *