IMPORTANCIA DEL SISTEMA NERVIOSO

Las funciones de los sistemas endocrino y nervioso difieren en cuanto al tipo de comunicación. Las glándulas del sistema endocrino envían información a distancia, a través de hormonas, en forma generalizada.

Las hormonas se distribuyen casi siempre a través del sistema circulatorio, a una velocidad menor de lo que lo hacen las señales nerviosas. Asimismo, la respuesta de las células y órganos a las hormonas es más lenta que la que producen las señales nerviosas. El sistema nervioso, por su parte, a través de la actividad neuronal, se especializa en una comunicación rápida y más puntual, ya que utiliza un lenguaje de tipo eléctrico, que permite que una señal recorra en muy poco tiempo distancias tan grandes como la que existe, por ejemplo, entre el cerebro de una jirafa y uno de sus dedos.

Sin embargo, el sistema nervioso es mucho más que una red de comunicación.

Sus principales funciones

• Coordina e integra todas las funciones, de manera que el organismo funciona como una unidad estructural y funcional.

• Sus receptores sensoriales captan y seleccionan información entre la gran cantidad de estímulos que llegan a la superficie corporal y que se generan en el propio cuerpo.

• Transmite información procedente desde el ambiente externo e interno a través de sus neuronas.

• Integra la información procedente desde los receptores sensoriales, que es procesada en los circuitos nerviosos.

• Canaliza la información de manera selectiva, ya sea por enviarla hacia órganos o tejidos específicos en los cuales se ejecuta una respuesta (órganos o tejidos efectores) o, de manera alternativa, por impedir que alcance los efectores.

• Almacena información (memoria) acoplada con la posibilidad de recuperar información específica cuando es requerida.

• Tiene la posibilidad de modificarse estructural y funcionalmente frente a los cambios y estímulos del ambiente, lo cual contribuye al aprendizaje.