IMPORTANCIA DE LOS ALIMENTOS Y NUTRIENTES

Las células que conforman nuestro organismo necesitan un aporte de materia y energía para mantener sus procesos vitales como la nutrición, reproducción y reacciones a estímulos. Estas fuentes de materia y energía son externas y se obtienen de los alimentos. Los alimentos están formados por una mezcla de moléculas orgánicas e inorgánicas llamadas nutrientes, a partir de los cuales se obtiene: energía para poner en funcionamiento las diversas actividades celulares, materia prima para la construcción y reparación de tejidos y sustancias reguladoras de algunos procesos del organismo.

La materia prima que los nutrientes aportan a las células es aprovechada en procesos que involucran la generación de células nuevas, como el crecimiento, la renovación celular y la reparación de tejidos.

Crecimiento

El tamaño y masa corporal de un individuo aumentan a medida que crece, eso implica que el número de células también aumenta. Los nutrientes cumplen una importante función en este proceso, ya que proporcionan la materia prima para generar otras células a través de la reproducción.

Renovación celular

Corresponde a la generación de nuevas células en reemplazo de aquellas que han muerto sin reproducirse. Ciertos tejido, como la piel y la sangre, poseen células de reserva cuya función es reproducirse constantemente, restituyendo así aquellas células muertas.

Reparación de tejidos

Los tejidos que han sido dañado por lesiones, como una herida o una fractura, deben repararse. Esta reparación contempla la generación de células nuevas del mismo tejido que ha sido dañado.

Todos los alimentos poseen uno o más nutrientes que pueden ser aprovechados por el organismo. Los nutrientes se clasifican en seis grupos principales:

Carbohidratos

Aportan energía inmediata a las células del organismo. Se encuentran principalmente en alimentos como el arroz, las pastas, los cereales, el pan y el azúcar.

Lípidos

Aportan energía de reserva a la célula y son constituyentes principales de las membranas celulares. Algunos alimentos que son fuente de lípidos son la mantequilla, el aceite de cocina, la palta, el maní y las nueces.

Proteínas

Forman parte estructural de los tejidos, y también constituyen moléculas como las enzimas, anticuerpos y hormonas. Se obtienen de alimentos como las carnes, el pescado, los lácteos, los huevos y las legumbre.

Vitaminas

Son compuestos orgánicos necesarios para la regulación del metabolismo celular. Se encuentran en variados alimentos.

Sales minerales

Son sustancias inorgánicas, cada una de las cuales cumple funciones específicas en el organismo. Por ejemplo, el sodio y el potasio participan en la conducción del impulso nervioso, el hierro en el transporte de oxígeno y el calcio en la formación de huesos y dientes. Se ingieren disueltos en el agua y en diversos alimentos como lácteos, pescado, carnes, mariscos, etc.).

Agua

Es un componente imprescindible de la materia viva. Cumple importantes funciones en el organismo, entre ellas: disuelve la mayoría de las moléculas orgánicas y sales minerales, es el medio de transporte de los nutrientes y regula la temperatura corporal. Está presente en la mayoría de los alimentos, especialmente en frutas y verduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *