Ejes y Planos Anatómicos

Ejes del cuerpo

Un eje es una línea recta, formada por una sucesión continua e indefinida de puntos en una sola dimensión. Para establecer referencias espaciales en las descripciones anatómicas, se emplean tres ejes dispuestos perpendicularmente entre sí (ejes ortogonales) y otros ejes que son oblicuos.

El eje longitudinal del cuerpo es craneocaudal, de orientación superoinferior y dirección vertical. Su extremo superior pasa por el punto más alto del cráneo (vértex). A nivel de la pelvis pasa por el centro de gravedad del cuerpo. En su extremo inferior se ubica entre ambos pies.

El eje sagital es ventrodorsal, de orientación anteroposterior y dirección horizontal. Su nombre proviene de saeta (sagitta), debido a que se dispone como una flecha, atravesando el cuerpo de adelante hacia atrás.

El eje transversal es laterolateral, de dirección horizontal, dispuesto de lado a lado del cuerpo.

Los ejes oblicuos se disponen en ángulos no perpendiculares con respecto a los tres ejes mencionados anteriormente (ortogonales). Para describir la orientación de los ejes oblicuos se toman puntos de referencia por donde pasan o la medida del ángulo que forman con los ejes ortogonales.

Los ejes de orientación del encéfalo difieren de los descritos para el resto del cuerpo. Debido a la curvatura que se forma durante el desarrollo embrionario de las vesículas encefálicas, el ángulo que forman entre sí el eje longitudinal del tronco del encéfalo y el eje longitudinal del prosencéfalo es de aproximadamente 100º. Este último se encuentra desviado sólo a 10º del eje sagital de la cabeza. Esta orientación particular del encéfalo determina que las estructuras prosencefálicas dorsales se ubiquen por encima de las ventrales

Planos de sección

Un plano es una superficie bidimensional. Los cortes que seccionan al cuerpo se pueden orientar en los distintos planos del espacio.

Los planos coronales (frontales) son planos dispuestos verticalmente y de lado a lado. Dividen el cuerpo en una porción anterior y otra posterior.

Los planos sagitales son planos verticales, orientados en sentido anteroposterior. Dividen el cuerpo en una parte derecha y otra izquierda. El plano sagital mediano es el plano sagital central o medio, que pasa por el eje longitudinal del cuerpo. Los planos sagitales paramedianos son paralelos al plano sagital mediano y están ubicados cerca de éste.

Los planos horizontales son planos dispuestos transversalmente, de lado a lado y perpendiculares a los planos verticales. Dividen el cuerpo en una parte superior y otra inferior.

Los planos transversos son planos perpendiculares al eje longitudinal de una estructura. En el tórax, por ejemplo, los planos transversos coinciden con los horizontales.

Los planos oblicuos son los planos que seccionan partes del cuerpo pero cuya orientación no es paralela a ninguno de los planos ortogonales. Para describir sus orientaciones se toman las medidas de los ángulos que forman con los otros planos.