DIFERENCIAS ENTRE OVÍPAROS, VIVÍPAROS Y OVOVIVÍPAROS

Se considera que la fecundación se produce cuando un gameto masculino se une con un gameto femenino. La mayoría de las especies de peces y anfibios, así como muchos invertebrados, poseen fecundación externa, ya que la unión de gametos se produce fuera del cuerpo de la hembra. En cambio, en la mayoría de los reptiles, de las aves y de los mamíferos, la fecundación es interna, porque se produce dentro del tracto genital femenino.

Ovíparos

Algunos grupos de animales son ovíparos, ya que si bien la fecundación puede ser interna o externa, el desarrollo del embrión siempre ocurre fuera del cuerpo de la hembra. Éste es el caso de la mayoría de los reptiles y de las aves. Ciertos mamíferos, como los ornitorrincos y los equidnas, tienen fecundación interna, aunque el embrión se desarrolla externamente. En estos grupos de animales, el cigoto o huevo, protegido por una cáscara, es expulsado por la hembra después de la fecundación, por lo que también se consideran animales ovíparos.

Ovovivíparos

Algunos organismos, como ciertas especies de peces, anfibios y reptiles se consideran ovovivíparos. En este caso, la fecundación siempre es interna y el cigoto se desarrolla en el interior del oviducto de la hembra, que ofrece una protección eficiente al embrión, aunque no interviene en la nutrición ni en su desarrollo.

Vivíparos

Otros animales, principalmente mamíferos -marsupiales y placentaríos-, poseen fecundación interna y el desarrollo del embrión ocurre dentro del cuerpo de la hembra, la cual proporciona nutrición y protección durante toda la gestación; son los vivíparos. Estas definiciones y sus correspondientes ejemplos tienen algunas excepciones, como las que se observan en algunas especies de peces óseos y numerosos peces cartilaginosos, que tienen fecundación interna y son vivíparos.