¿Cómo se clasifican los organismos en función de su nutrición?

autotrofos heterotrofos quimiotrofos y fototrofos

autotrofos heterotrofos quimiotrofos y fototrofos

Todos los organismos pueden clasificarse en función de su nutrición: la forma en que obtienen energía y carbono para construir las moléculas orgánicas que forman las células. La diversidad nutricional es mayor es mayor entre los procariontes que entre los eucariontes.

Los organismos que obtienen energía de la luz se denominan fotótrofos y los que la obtienen de sustancias químicas se denominan quimiótrofos. Los organismos que solo requieren el compuesto inorgánico, dióxido de carbono, como fuente de carbono se llaman autótrofos; mientras que los heterótrofos necesitan al menos un nutrientes orgánico -como, por ejemplo, glucosa- para sintetizar otros compuestos orgánicos. La combinación de estas posibilidades de fuentes de energía y de carbono determina cuatro modelos principales de nutrición:

Fotoautótrofos

Son organismos fotosintéticos que capturan la energía lumínica y la usan para conducir la síntesis de compuestos orgánicos a partir de dióxido de carbono. Las cianobacterias y muchos otros grupos de procariontes son fotoautótrofos, al igual que las plantas y las algas.

Quimioautótrofos

También sólo requieren dióxido de carbono como fuente de carbono. Sin embargo, en lugar de usar la luz como fuente de energía oxidan sustancias inorgánicas como ácido sulfhídrico, amoníaco o iones ferrosos. Este modelo de nutrición es exclusivo de algunos procariontes.

Fotoheterótrofos

Usan luz como fuente de energía pero deben obtener el carbono en forma orgánica. Varios procariontes marinos emplean este modelo de nutrición.

Quimioheterótrofos

Deben consumir moléculas orgánicas para obtener energía y carbono. Este modelo nutricional se observa de forma amplia entre los procariontes y los protistas, los hongos, los animales e incluso algunas plantas parasitarias.