¿A qué nos referimos cuando hablamos de vida?

¿A qué nos referimos cuando hablamos de vida en frases como “la evolución de la vida” o “la vida en otros planetas” o “cuándo comenzó la vida”? En realidad, no hay una definición simple de qué es la vida. La vida no existe en abstracto. No hay vida, sino organismos vivos. Más aún, no hay una manera sencilla y única de trazar una línea demarcatoría entre lo vivo y lo no vivo.

Nadie sabe con exactitud cuándo o cómo comenzó su existencia la célula viva. Sin embargo, el conocimiento creciente de la historia de nuestro planeta y los resultados de numerosos experimentos de laboratorio favorecen la hipótesis de que los sistemas precursores de las primeras células vivas son el resultado de un proceso espontáneo de autoensamblaje o de moléculas simples. En algún momento de la historia de este planeta, a partir de la complejización de sistemas polimoleculares, se originaron células sencillas capaces de producir descendientes similares a sí mismas y de evolucionar. La aparición de estos sistemas estuvo íntimamente asociado con los cambios que sufrió la Tierra. Por ello, para analizar el origen de la vida, debemos conocer las condiciones a partir de las cuales estas células primordiales aparecieron.

Algunas Células

Resultado de imagen para amoeba proteus

Amoeba proteus. Las prolongaciones de la célula, conocidas como seudópodos, la capacita para moverse y capturar a sus presas.

Resultado de imagen para pandorina

Este organismo simple, llamado Pandorina, esta constituido por 32 células, la mayoría de las cuales se mantienen unidas por una sustancia gelatinosa. Cada una de estas células puede sobrevivir independientemente de los otros. En el momento dela reproducción, cada célula se divide, produciendo una nueva célula en el interior, y luego la colonia progenitora se disocia.